¿La piel morena y bronceada no necesita protección? ¿Si no te has maquillado, no es necesario limpiar la piel por la noche? Aunque para algunas de nosotras las respuestas a estas preguntas sean evidentes, para otras muchas no lo son, porque en el mundo ‘beauty’ hay muchos mitos y algunas verdades también.

1. No es necesario limpiar la piel si ese día no te has maquillado.

FALSO Todos, absolutamente todos los días, es necesario desmaquillarse, siendo recomendable incluso hacerlo tanto por la mañana como antes de ir a dormir. Aunque no nos maquillemos, la piel acumula impurezas, suciedad y polución. Puede que no se vea pero es necesario limpiar y liberar los poros para evitar que salgan impurezas y se instalen toxinas en las células.

2. La piel morena y muy bronceada no necesita protección.

FALSO Existe menos riesgo de quemar la piel, pero los radicales libres se instalan igual y hacen estragos en las células de la misma manera.

3. Cuánto más cara es una crema, mejor calidad tiene.

FALSO La eficacia de los productos cosméticos dependerá de sus principios activos, por ello es fundamental que te asesore una buena profesional en función al tipo y estado de la piel para poder nutrirla con los activos que necesite.

4. Solo sufren celulitis las personas con kilos de más.

FALSO La celulitis es un problema que puede tener cualquier persona, pues se origina por multitud de factores, entre ellos la genética, el nivel hormonal, es estilo de vida y la alimentación.

5. Al tener la piel grasa, no es necesario hidratarla.

FALSO No hay que equivocarse, la grasa no hidrata la piel. De hecho, provoca el efecto contrario: se genera más grasa ya que nuestra piel detecta falta de hidratación. Podemos aplicar una hidratante más ligera como un gel o un fluido.

6. Los anticelulíticos no funcionan.

FALSO Si es un buen anticelulítico, se notarán los resultados, siempre y cuando se combine el tratamiento con ejercicio, dieta sana y mucha agua.

7. Cortar las puntas hace que el cabello crezca más rápido.

FALSO Realmente, lo que ocurre cuando hay un corte de las puntas es que se sanea el cabello y crece más renovado, además de que mejora su apariencia. Sin embargo, el nivel e intensidad de crecimiento es el mismo.

8. Las manchitas blancas de las uñas se deben a falta de calcio.

FALSO Realmente se deben a microfracturas, es decir, golpecitos que nos damos en las uñas y que hacen que salga una especie de moratón. Utiliza endurecedores hidratantes y una última capa de esmalte protector después de la laca de uñas y así evitarás que se dañen más fácilmente.

9. Si me quito una cana me salen siete.

FALSO Como mucho, saldrá otra en el mismo sitio, es algo inevitable.

Y 5 verdades…

1. Tocarse los granitos es contraproducente.

VERDADERO Pueden infectarse aún más y engrasarse. No deben tocarse y hay que utilizar productos específicos libres de aceites para pieles grasas, con ácido salicílico y zinc. Siempre se pueden camuflar con un corrector de pigmento verde que anula el tono rojo de los granos.

2. El maquillaje y las cremas tienen fecha de caducidad.

VERDADERO Normalmente duran un año o más desde su apertura, pero si cambian de color, textura u olor, significa que están en mal estado. Hay que renovarlos cada cierto tiempo.

3. El gel puede resecar la piel.

VERDADERO Es verdad si no utilizas un gel ultrahidratante para pieles secas o sensibles, ya que los agentes limpiadores eliminan las capas superficiales de la piel y la agreden. Además de cambiar de gel, utiliza una crema de avena o de leche y miel ultranutritiva después de la ducha. Si quieres, puedes aplicarte aceite antes de la ducha, protegerá tu pH.

4. Hay que cambiar de crema de vez en cuando para que la piel no se acostumbre.

VERDADERO El hecho del cambio de cosmética se basa en los principios activos que contengan. Al igual que nuestra alimentación es variada y es bueno ir modificándola, lo mismo ocurre con estos principios activos, ya que la piel se nutre de ellos. Además, las necesidades de una piel van en función al clima, la estación del año y la edad.

5. El cabello graso es necesario lavarlo todos los días y el seco se estropea si lo lavas a diario.

VERDAD A MEDIAS Un cabello graso debe lavarse con más frecuencia que uno seco. Sin embargo, puede equilibrarse el nivel de grasa y espaciar más los lavados si empleas un champú purificante e hidratante que realice una doble función. Los cabellos secos no necesitan lavarse todos los días, ya que se pueden resecar en exceso.