Un tratamiento facial es una terapia estética para mejorar el aspecto del rostro. Puedes realizártelo en centros de belleza y spas y ayudan en la renovación de los tejidos de la piel.

Las ventajas de estos tratamientos son que pueden realizárselo tanto mujeres como hombres sin importar edad. El precio, dependiendo del tipo productos así como de los aparatos que se utilicen.

Lo mejor siempre es ir a un centro de confianza, en donde sabes que hay especialistas cualificados. Vas con seguridad y te pones en sus manos sin pensarlo dos veces. Además, puedes relajarte porque estás segura que sabes lo que hacen y al terminar vas a estar mucho más guapa.

A continuación te mostraremos por qué es importante que te hagas una limpieza profesional cada 15 días o 1 vez al mes:

  • Elimina profundamente toda la piel muerta y otras impurezas. Tu piel puede verse limpia por fuera cuando te la lavas pero los limpiadores comunes no eliminan las impurezas que pueden estar en lo más profundo de la piel y que crean problemas como acné. Los faciales utilizan limpiadores especializados para sacar todo lo que puede generar problemas en tu piel.

 

  • Retrasa el envejecimiento. Las cremas y productos faciales especializados cuentan con agentes específicamente diseñados para mejorar la producción de colágeno en la piel, aligerar la profundidad de las arrugas y darle mayor brillo a la piel.

 

  • Equilibra el Ph. Cuando el Ph está equilibrado los problemas como el exceso de grasa, enrojecimiento, resequedad, etc van desapareciendo gradualmente.

 

  • Dilata los poros. El acné y los puntos negros son señales de que tus poros necesitan una limpieza: los faciales profesionales usan productos que permiten liberarlos y limpiarlos para un cutis más parejo.

 

  • Permite la oxigenación de la piel. Para que tu piel se regenere en la noche necesita respirar pero cuando los poros están tapados no puede. Una vez que está liberada, el proceso de regeneración vuelve a su estado natural, permitiendo que la piel se repare.

Todos estos procesos ayudan a mejorar el aspecto del cutis. Puedes realizarte una limpieza de poros o un peeling, un masaje que te ayudará a fortalecer los músculos que marcan tus facciones o simplemente ayudar a quitar la suciedad y eliminar las células muertas que no dejan respirar la piel de la cara. En cualquier caso, realizarte un tratamiento de este tipo aporta vitalidad y renovación.

Asimismo, si notas cómo empiezan a salir las primeras arrugas en la comisura de los labios o en los ojos es buena idea empezar con algunas terapias rejuvenecedoras. Hoy en día hay tratamientos faciales muy variados que combinan muy bien las distintas edades y necesidades distintas. Un tratamiento facial a base de vitaminas y aceites esenciales puede reforzar todo el sistema celular para frenar en seco la aparición de las primeras arruguitas. Además, puedes combinarlos con los faciales caseros y así potenciar, aún más los efectos en casa.

En fin, que si te pones en manos de profesionales vas a notar cómo esos primeros síntomas de la edad desaparecen. Si, en cambio ya tienes marcadas líneas de expresión en la frente y cara, no lo dejes más. Habla con un especialista y ponte en sus manos para que tu rostro sea el espejo que debería ser.

Leave a Reply