¿CÓMO FUNCIONA?

HIFU es un tratamiento de ultrasonidos focalizados de alta intensidad que al ser aplicado correctamente ayuda a reducir la grasa y flacidez corporal sin dañar la piel ni ser invasivo.

BENEFICIOS DEL HIFU:

  • No es doloroso
  • No requiere cirugía ni anestesia
  • Para todo tipo de pieles
  • Favorece el tensado cutáneo
  • Método efectivo desde la primera sesión

Reducir esos depósitos de grasa que no hemos logrado eliminar con dietas estrictas ni pasando largas horas en el gimnasio parece un sueño imposible de cumplir; mucha gente opina que es imposible deshacerse de la grasa localizada, sin embargo el avance tecnológico nos ha regalado un método altamente eficaz en el tensado de la piel. Este método se llama Ultrasonido Focalizado de Alta Intensidad o HIFU, por sus siglas en inglés (High Intensity Focused Ultrasound).

Todo lo que tienes que saber sobre el HIFU

  • ¿Para quién? Fundamentalmente para personas con flacidez de piel de leve a moderada, hombres y mujeres entre 35 y 65 años.
  • ¿Duele, es molesto? Lógicamente depende del umbral del dolor de cada persona. Puede existir cierta incomodidad mientras se libera la energía, pero es una molestia momentánea. La mayoría de los pacientes no sienten dolor.
  • ¿Cuánto dura una sesión? Depende de las zonas a tratar, pero entre 30 y 50 minutos es el tiempo habitual.
  • ¿Existe periodo de recuperación? Es posible retomar inmediatamente  la vida normal, la zona inflamada o enrojecida vuelve a la normalidad en pocas horas. Existe una pequeña posibilidad de que aparezca algún morado o cierta sensibilidad en la zona, esto se resuelve en pocos días.
  • ¿Cuándo se notan sus efectos? Nada más finalizar la sesión el paciente, ya sea hombre o mujer, nota un 20% del resultado global del tratamiento. Es a los 4-6 meses cuando se aprecia el resultado total del tratamiento en forma de reafirmación general de las zonas tratadas gracias al aumento del colágeno y la elastina a nivel de la dermis.
  • ¿Beneficios? La aplicación de Ultrasonido HIFU genera en forma inmediata vasodilatación de la zona con hiperemia y aumento del flujo sanguíneo, con la consiguiente remodelación de la arquitectura de la zona tratada: aumento de colágeno; aumeneto de elastina; aumento de reticlina; aumento de la matriz extacelular: ácido hialurónico. En todos los casos los elementos celulares conservaron sus caracteres histológicos. Las fibras de colágeno aumentaron su grosor, creándose una trama más resistente que otorga mayor consistencia a la piel.

Leave a Reply